Blogia
La Cueva del Druida

Añoranza de tiempos pasados

Es evidente que estos últimos días el Partido Popular está "alborotado" ( como siempre desde que perdió las elecciones). En un primer momento podría pensarse que la razón es el Estatut de Cataluña que se está negociando aún en estos momentos, pero es curioso los derroteros que pueden llegar a tomar los caminos de la política.

La última iniciativa del PP consiste en solicitar un Referendum nacional para la aprobación o no de dicho Estatuto. Algo que como dijo Perez Rubalcaba hace un par de días, vulnera la propia legislación española sobre el impacto que las consultas públicas pueden tener a la hora de promulgar leyes. Curiosamente esa misma actitud que tiene el PP en esta última semana fue lo que, amparándose en la Ley de Partidos aprobada por el Gobierno de Jose María Aznar en su última legislatura, llevó a la ilegalización de Batasuna como partido político. ¿Podría suceder lo mismo ahora con el PP?, ¿estaríamos ante la paradoja de un "efecto boomerang" legislativo?. Debo reconocer que sería divertido ver a Mariano Rajoy a la cabeza de un partido ilegalizado por sus propias actuaciones "legales" en una legislatura anterior, pero también me doy cuenta de lo ridícula que se está volviendo la actitud del PP en la política española. Hace apenas cinco días el propio Piqué como cabeza del partido popular catalán, se reunía con Rajoy para presentarle su dimisión por no estar de acuerdo con la oposición del PP en Madrid a la idea del Estatut catalán defendido por CiU, y la propia filosofía de derechas catalana del propio Piqué. Parece que la reunión se quedó en eso y llegaron a un acuerdo interno en el partido ( aunque todavía no sabemos muy bien cúal fue). Esto nos lleva a preguntarnos si la actitud del PP es simple "fachada", que busca el "acoso y derribo" del Gobierno socialista y nada más. Podríamos pensar que la "estrategia" política del PP se basa en la generación de crispación, social, en la búsqueda de una nueva división en las "dos españas" franquistas de antaño, en la protesta sin sentido, o en la mera crítica destructiva. Esta misma semana en el homenje a ese gran político que fue Tierno Galván, tanto el Alcalde de Madrid Alberto Ruiz Gallardón como  la Presidenta de la Comunidad Autónoma Esperanza Aguirre, ambos del PP, coincidían en destacar la "capacidad de diálogo, y la búsqueda del beneficio para el pueblo" en que se basaba la política de Tierno Galván. Mariano Rajoy y  Ángel Aceves deberían reflexionar sobre éste consejos de sus mismos compañeros de partido. Es seguro que la actitud de Esperanza Aguirre y Gallardón es mucho más constructiva y beneficiosa para España que el enfrentamiento que busca Mariano Rajoy.

Es evidente, después de todo lo courrido esta semana, que no todos los componentes del PP están de acuerdo con las tesis y posiciones "oficiales" esgrimidas por el partido, pero también es cierto que la democracia interna del mismo está controlada por unos "condicionantes" generados en la última legislatura popular. Me consta que hay militantes (jóvenes y no tan jóvenes), que consideran que la actitud que se está utilizando hasta la fecha va a degenerar en un giro hacia la ultraderecha dentro del propio partido, y que consideran que eso no es lo ideal para preparar el camino para ganar las próximas elecciones (yo no lo tengo tan claro, "Esta España nuestra..." ha dado sorpresas mucho mayores que ésta, y no hay que olvidar que los seguidores de Inestrillas y demás partidos de ultraderecha, están ganando terreno en nuestro país). No obstante y lo que sí es evidente es que en cualquier caso sería mucho más beneficioso para España la existencia de una oposición contructiva. El Gobierno de J.L. Rodriguez Zapatero tiene muchos flecos y enormes "lagunas" políticas en problemas como el desempleo o la vivienda, por citar dos de los más cercanos al ciudadano de a pié, y es con propuestas lógicas e innovadoras ( y no con pisos de 30 metros cuadrados que ya existían en la política de vivienda de la época de Franco), como se puede "desbancar" al Gobierno y establecer una oposición con una visión más ciudadana y más implicada con nuestro país (con toda su globalidad cultural), que la llevada a cabo hasta ahora por el PP.

Da la sensación de que el PP busca volver a tiempos pasados en los que la "derecha" más profunda hacía y deshacía a su antojo y con total impunidad. Sería mucho más práctico que se retrotrajera a la Primera República, dónde los políticos estudiaban cada una de sus alegaciones al partido en el gobierno, y se expresaban de una forma más sutíl y estratégica. Hace tiempo que el PP a agotado sus pataletas infantiles por haber perdido las últimas elecciones, ya deberían empezar a "volver a clase" y "hacer los deberes" de una forma seria y contundente porque un Gobierno inútil no  puede dirigir un país, pero una oposición sin sentido tampococo llegará nunca a sustituirlo. Cabe también la posibilidad de que los actuales "dirigentes" del PP ya estén "quemados" y vaya siendo hora de sustituirlos por políticos con una mentalidad más acorde con la sociedad en que vivimos Undecided.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres