Blogia
La Cueva del Druida

¿Fracaso relativo... o rotundo?

Estan los que ven el vaso medio lleno y los que lo ven medio vacío, pero tambien están los que ven el vaso tal y como está, y decir que la implantación de energías renovables ha sido un fracaso relativo en Europa, es mucho "relativizar". La prueba más evidente y cercana está en la reciente crisis del gas sufrida por el corte de suministro a Europa por parte de la beligerancia entre Rusia y uno de sus ex-paises satélite. Pero el tema no queda sólo ahí, en nuestro país la política energética renovable brilla por su ausencia en la mayoría de las Comunidades Autónomas, y cuando aparece es avalada por subvenciones que curiosamente lo único que hacen es dar justificación a los instaladores y proveedores para subir sus tarifas de precios de algo tan asequible en principio como unas simples placas de silicio tratadas químicamente. Se llega incluso a dar la paradoja de que es más barato comprar tú mismo los paneles solares en Alemania, Francia o Dinamarca, y pagar a un electricista para hacer la instalación (siempre que encuentres a alguno que sepa hacerlo correctamente), que contratar directamente el servicio a un único proveedor con la etiqueta de ecológico. Pero claro, qué podemos esperar de un país donde la chapuza urbanística de la construcción cara, ilegal y del pelotazo, ha invadido a todos los ayuntamientos.

Leyendo este artículo: http://www.laflecha.net/canales/ciencia/noticias/fracaso-relativo-de-la-implantacion-de-las-energias-renovables-en-europa se podría decir que no estamos tan mal, pero en oposición a lo que allí se escribe mi opinión es que habiendo tenido tanto tiempo para realizar cambios la cuestión a tratar ya no es el horizonte al que evolucionarán estas energías renovables, sino el platearnos sencilla y llanamente si queremos ponerlas en marcha de una vez o no. Ya no estamos hablando de dificultades técnicas, ni de costes reales, ni de capacidad de producción, la tecnología ha equiparado al petróleo y al gas todas esas fuentes energéticas naturales. Es sólo cuestión de decidir si continuar haciendo caso a las grandes petroleras y eléctricas multinacionales y dejar de financiar los estados y partidos políticos con sus "donaciones" y actuaciones encubiertas y empezar a caminar sólo con la idea de beneficiar a los contribuyentes que son los que pagan los sueldos de los políticos con idea de que éstos srvan para algo, y no sólo para que se hagan aún más ricos a costa nuestra.

Por eso la política energética europea ha sido y es un fracaso, y por ende la española, que no le va a zaga, porque en eso; desgraciadamente; sí somos europeos Enfadado.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres