Blogia
La Cueva del Druida

Un gran paso hacia la nanomedicina.

La noticia es original y abre aúnmás las puertas a la puesta en marcha de moléculas vegetales para aplicar a la nanomedicina. Unos científicos americanos acaban de crear un interruptor biológico a partir de una molécula de espinaca. La importancia de este hecho radica en que han sido capaces de estimular dicha molécula para que sea capaz de comportarse de cuatro formas diferentes en función de cierto estímulo. Ese funcionamiento es similar a la actitud que toma un componente electrónico actuando como salida de una señal de manera diferente en función de las necesidades que se den en un momento dado. La descripción completa del proceso la teneís aquí:

http://www.astroseti.org/vernew.php?codigo=2441

Como esto siga asi en lugar de ordenadores tendremos ensaladeras en nuestros despachos, mucho más económicas y saludables que los circuitos electrónicos Guiño.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres