Blogia
La Cueva del Druida

Jabón líquido de geranio y rosas.

Los jabones de elaboración casera, hacen menos espuma que los jabones comerciales, pero a cambio no contienen aditivos químicos, y puedes elaborarlos según tus gustos y preferencias en cuanto a textura, aroma, etc. Este jabón líquido es de elaboración muy sencilla.


Geranio (Pelargonium graveolens): el aceite esencial de geranio  tiene propiedades analgésicas, antibacterianas, fungicidas. Antiinflamatorias, astringentes y desodorantes y repelente de insectos entre otras.

Lavanda (Lavandula angustifolia): El aceite esencial de lavanda posee propiedades analgésicas, antimicrobianas, antisépticas, calmantes y tónicas. Es rejuvenecedor cutáneo y alivia la psoriasis  y el eczema.

Ingredientes:

30 ml cucharada de agua de rosas.
30 ml de bicarbonato de sodio.
2 gotas de aceite esencial de rosas.
2 gotas de aceite esencial de geranio.
30 ml de gel de aloe vera.

Elaboración:

Calentar el agua de rosas y disolver en ella el bicarbonato de sodio. Entibiar, y agregar los aceites esenciales (nunca antes para evitar que se evaporen). Agregar el gel de aloe vera y mezclar; refrigerar toda la noche para que se enfríe por completo.

Puedes utilizar agua de rosas comprada o bien elaborar la tuya propia haciendo una infusión con pétalos frescos en agua, y dejando reposar unos 10-15 mn.

Puedes también sustituir los aceites esenciales de geranio y rosas por cualquier otro/s que prefieras.

El bicarbonato de sodio utilizado  en las recetas de jabones y limpiadores es un tipo de bicarbonato específico para este tipo de elaboraciones que puedes encontrar en droguerías. El bicarbonato para uso doméstico no serviría.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres