Blogia
La Cueva del Druida

Consejos para suavizar los peligros del verano.

Ahora que tenemos cerca el verano y que empezamos a exponer nuestra piel al sol y a la humedad, es el mojor momento para indicaros un par de consejos para continuar manteniendo la elasticidad e hidratación de la piel.

 

MASCARILLA REFRESCANTE E HIDRATANTE DE PEPINO:

 

Esta mascarilla es ideal para calmar, refrescar e hidratar la piel reseca , irritada o quemada por el sol, aunque puedes aprovecharte de sus propiedades en cualquier momento o época del año.

El pepino es balsámico y astringente, muy efectivo en las pieles irritadas, sensibles o con arrugas. La manzanilla antiinflamatoria y cicatrizante y el té verde de propiedades tónicas y calmantes, aliviarán la quemazón y la irritación mientras que el aloe vera muy eficaz en las quemaduras, hidratará y reparará en profundidad la piel además de aliviar el posible escozor.

Ingredientes: 

1 pepino pequeño, y pelado y sin las pepitas.

3 cucharaditas de té verde en infusión reposado y colado.

3 cucharaditas de manzanilla en infusión de manzanilla reposada y colada.

1-2 hojas de gelatina sin sabor.

6 cucharaditas  de gel de aloe vera.

Haz un puré con el pepino , pásalo por un colador,  extrae el zumo y resérvalo. En un recipiente aparte pon a fuego muy lento y sin que llegue a hervir la mezcla  de té verde con la de manzanilla y la hoja(s) de gelatina, remueve continuamente hasta que la gelatina se disuelva. Retira del fuego vierte la mezcla en cuenco de cristal y añade el zumo del pepino y  el gel de aloe vera. Guárdalo en la nevera hasta que espese.

Aplicación: 

Extender en las zonas quemadas o irritadas como cara, cuello hombros etc, y dejarla actuar durante al menos 20 minutos o hasta que se seque. Enjuagar con agua templada.

TÓNICO DE TÉ VERDE Y MANZANILLA: 

Este tónico calmante de té verde y manzanilla es ideal para pieles irritadas, maduras o cansadas. Puedes utilizarlo a diario como cualquier otro tónico o en momentos puntuales en  los que la piel esté irritada o quemada por el sol, como complemento al tratamiento anterior por ejemplo.

Ingredientes:

2 cucharaditas de té verde.

2 cucharaditas de manzanilla.

½ cucharadita de gel de aloe vera (opcional).

150 ml de agua hirviendo.

 

Hacer una infusión con el té y la manzanilla dejando que repose y enfríe. Colar. Cuando esté templada añadir el gel de aloe. Pasarlo a un frasco de cristal. Puede guardarse en el frigorífico.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres