Blogia
La Cueva del Druida

Hoy nos acercamos a Baiona.

Iniciamos nuestro periplo viajero por un luger cercano. Nos situaremos en Baiona. Pero no en la Bayona fronteriza vasco-francesa, sino en la Baiona gallega (que nosotros también tenemos una Guiño). Situada en la provincia de Pontevedra, este municipio tiene una gran importancia histórica y estratégica. Prueba de ello es el Castillo de Monte Real, hoy reconvertido a Parador Nacional de Turismo Conde de Gondomar.

Parador de Baiona de noche.

Lo más amigable de este pueblo costero es su paisaje y gastronomía. De hecho, frente al propio Castillo de Montreal se extiende el paseo marítimo, en el que hay restaurantes para degustar todo tipo de manjares, desde el tradicional marisco o pescados de la zona, hasta imponentes chuletones de las terneras de la comarca. Como vergel inigualable tenemos el propio recinto boscoso del propio parador, donde se mezclan árboles centenarios y plantas traídas de otras partes del mundo para adornar dicho enclave. Y a los pies del citado paseo avistaremos numerosas calas, ideales para descansar y dejarnos tostar al sol, ajenos a las miradas indiscretas.

Una parada interesante en el puerto es el Museo de la Carabela Pinta. Esta réplica a escala de la carabela llevada por Colón en su periplo descubridor, puede resultar interesante para los niños y mayores, por las figuras de cera y las reproducciones de utensilios de la época que allí se exponen.

 

Museo de la Carabela Pinta.

En cualquier caso esto es sólo el principio de nuestro viaje, iremos desgranando algunas paradas interesantes en posteriores artículos, que a su vez aderezaremos con las correspondientes fotografías. Por hoy podeís sentaros en alguna de las terrazas del paseo marítimo y disfrutar de un buen té o café mirando al mar Guiño.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

albatros -

La verdad que es un lugar muy bonito. Yo nunca he estado alojado, pero si que he paseado en varias ocasiones por los alrededores. Y para disfrutar de su gastronomía en un lugar de ensueño, nada mejor que el restaurante Rocamar. Sl2

Birk -

Vaya, qué fotos más bonitas, y yo que estaba dudando dónde ir de vacaciones este verano... ya creo que lo sé :D
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres